sábado, 6 de noviembre de 2010

¿Por qué buscan entre los muertos al que vive?

Estimados:

Buenos días, que Dios nos de entendimiento y nos edifique mutuamente por medio de su palabra.

Despues de la muerte del Señor Jesús, pasado los tres días tal como él lo había dicho, Dios lo levantó de entre los muertos.

Un grupo de mujeres que seguían al Señor, entre ellas estaban María Magdalena, Juana y María madre de Jacobo, despues de preparar especias aromáticas y ungüentos el primer día de la semana se dirijieron al sepulcro donde había sido puesto el Señor, a pesar de que Jesús en varias ocasiones les habló diciendo que moriría pero que al tercer día resucitaría, no estaba en la conciencia de ellas ni la más mínima confianza de que esto ocurriera, ellas fueron para hacer el ritual que acostumbraban para las personas que morían, no solo ellas estaban en esta condición, sino también todos los discípulos, ninguno aguardaba con fe el tercer día para esperar al Señor aparecer en cualquier momento, el entendimiento de ellos estaba velado.

Cuando estas mujeres llegan al sepulcro esperando encontrar el cuerpo del Señor allí dentro, encuentran la enorme piedra removida y al observar hacia el interior no encontraron el cuerpo de Jesús, el sepulcro estaba vacío, todavía asombradas por lo sucedido se paran junto a ellas dos ángeles del Señor que dirijen una pregunta hacia aquel grupo de mujeres ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?

"El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas. Y hallaron removida la piedra del sepulcro; y entrando, no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. Aconteció que estando ellas perplejas por esto, he aquí se pararon junto a ellas dos varones con vestiduras resplandecientes; y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?"(Lucas 24:1-5)

En realidad ellas tendrían que haber ido al sepulcro con toda fe, temblor y temor esperando ver el cumplimiento de la promesa del Señor Jesús que tanta veces les anunció, pero ellas fueron a buscar a un muerto, fueron a un lugar donde no hay vida.

La pregunta de los ángeles algo les quería decir, la respuesta la encontramos en la misma Biblia.

"No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día. Entonces ellas se acordaron de sus palabras"(Lucas 24:6-8)

Ellas dieron la noticia a los demás discípulo y tomaron aquellas cosas como locura.

El mismo día dos de ellos iban camino a una aldea llamada Emaus, ellos estaban hablando de lo que había acontecido con el Señor, repentinamente Jesús se acerca a ellos y camina junto a ellos, les pregunta porque están tristes y hablando de esas cosas, la respuesta de ellos fué que habían perdido la esperanza de que Jesús fuera el Mesías que redimiera a Israel, porque ya habían pasado tres días de la muerte del Señor.

Jesús los reprende

"Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían"(Lucas 24:25-27).

Reunidos todos Jesús se aparece en medio de ellos y les abre el entendimiento para que comprendan las escrituras, los sacó fuera hasta Betania y los bendijo mientras subía a los cielos, ellos volvieron con gran gozo despues de haberlo adorado y estaban siempre alabando a Dios.

Ellos buscaron al Señor entre los muertos porque todavía no se les había abierto el entendemiento sobre las escrituras, pero en nuestros días ¿Por qué aquellos que hacen alarde de tener de parte de Dios sabiduría para comprender las escrituras buscan a Dios entre los muertos? ¿Por qué ofrecen medios muertos para que las personas busquen ahí al que vive?

Porque aunque profesan que Cristo vive, ellos con sus obras hacen como si Jesús estuviera muerto, porque sin ningún temor enseñan doctrinas totalmente contrarias a las enseñanzas del evangelio de Cristo, en la conciencia de ellos Jesús está muerto, Jesús no ve ni escudriña para ellos, por eso viven con todo tipo de corrupción e impureza.

Ellos piensan insensatamente así.

"¡Ay de los que se esconden de Jehová, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas, y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?" (Isaias 29:15)

Es notable la impureza en el falso cristianismo de nuestros días, hablan con un lenguaje impuro y con toda sensualidad.

¿Por qué buscan en doctrinas muertas al que vive? ¿por qué buscan en iglesias muertas al que vive? ¿por qué buscan en hombres muertos al que vive? ¿por qué buscan en libros que dan muerte al que vive?

Pretenden acercarse a Jesús con todo tipo de ofrendas, como suculentas ofrendas, diezmos; ayunos, oraciones, sacrificios corporales, visiones, señales, prodigios, "palabras de sabiduría" pero lo hacen con la misma ceguera de aquellas mujeres al principio, se acercan a un dios que no existe, que no vive, porque no se puede encontrar a Jesús entre los muertos, el Señor es vida.

Por eso ahí va toda un generación perversa con la fachada de cristianos, dejando por todos lados sus huellas de muerte, exhibiendo toda impureza, toda corrupción doctrinal y moral.

Pero existe una diferencia enorme entre aquellas mujeres, los discípulos y la generación perversa de nuestros tiempos, a los primeros todavía Dios no les había abierto el entendimiento para comprender las escrituras, a su tiempo el Señor les abrió los ojos para que fueran fieles y salvos; a los segundos el que les cegó el entendimiento por la dureza de corazón es el diablo para que sigan buscando la "vida" donde solo hay muerte, para que sean infieles, orgullosos e hipócritas.

"Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios. Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios"(2Corintios 4:1-4).

Cuando los reprendes te llaman de satanás y blasfeman, rechazan el verdadero evangelio.

Tu quien quiera que seas que lees este mensaje ¿Dónde estás buscando a Jesús?

Solo la Biblia nos coduce verdaderamente a su presencia.

Que Dios los bendiga.

1 comentario:

Jorge Baez Modesto dijo...

Amén es tiempo de dejar de jugar a las iglesias, y establecer una relación con Dios seria. Es tiempo de ir por el camino y preguntar por la senda antigua. Gloria al que vive en las alturas. Dios les bendiga.