jueves, 24 de diciembre de 2009

¿La Navidad puede dar gloria a Dios?

Estimados:

Buenas noches quiero aportar algo más como continuación de mi primer escrito respecto a la "navidad" que creo que fué más que claro.

El 25 de diciembre el mundo entero y gran parte del cristianismo se prepara para celebrar la navidad, en dicha celebración, las personas supuestamente conmemoran el nacimiento del Mesías Jesús. Sin embargo, lo que vemos en esta fiesta es un escenario absolutamente distinto al que la palabra de Dios invita a vivir a todo aquel que tienen fe en el Mesías, que es creer en él para obediencia, guardándose de las contaminaciones del mundo y el paganismo de los gentiles que no conocen a Dios. Debido a este desorden y paganismo, que nos ha alejado de la pureza de la fe en Jesús, es que en este mensaje, demostrare con las escrituras en manos y un poco de historia, cuan falsa y pagana es la fiesta llamada Navidad.



La palabra “Navidad” quiere decir nacimiento, es decir, en esta fecha se celebra el nacimiento de alguien. La cultura cristiana, ya de hace siglos que viene enseñando que el nacimiento del Mesías Jesús fue un 25 de Diciembre. No obstante el Mesías no venía un 25 de diciembre a este mundo a cumplir su obra salvadora. La pregunta que cabe hacernos es; ¿Por qué entonces, se celebra el "nacimiento de Jesús" un 25 de Diciembre?

“Los orígenes de la Navidad se ubican en el amanecer de la Humanidad; los días que seguían al solsticio del invierno desde el 21 de diciembre, los cuales han tenido siempre una significación particular en la adoración de los dioses del sol. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, sólo para volver a otro ciclo.

En la mitología céltica, el dios del sol era crucificado tres días después del solsticio de invierno (21 + 3 = 24 de diciembre), el dios resucito entre los muertos. Se dice que éste era el origen de la cruz céltica (simboliza el dios del sol en la cruz), mil años anterior al cristianismo.

En el contexto del cristianismo, la Navidad fue formada en la edad del imperio romano. Los romanos honraban a Saturno, el antiguo dios de la agricultura, cada año que comenzaba el 17 de diciembre. En un festival llamado Saturnalia, se glorificaban más allá de los días en que el dios Saturno gobernó.

Este festival duraba cerca de siete días e incluía el solsticio de invierno, que por el calendario juliano caía el 25 de diciembre. Por la celebración de Saturnalia los romanos posponían todos los negocios y guerras, había intercambio de regalos, y liberaban temporalmente a sus esclavos. Tales tradiciones se asemejan a las actuales tradiciones de Navidad y se utilizan para establecer un acoplamiento entre los dos días de fiesta.

En el imperio romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre. Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al "cristianismo" sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha”. Todos sabemos que la católica nunca fué la Iglesia del Señor Jesús, tal cual ellos afirman. Por eso ahora te cierra que ellos dicen que son católicos, apostólicos, romanos. Esta secta nació en Roma y desde ahí engaña al mundo entero.




Como podemos ver, el origen de esta fiesta llamada navidad es una excusa del papado romano para captar mas adeptos al "cristianismo" ya paganizado por influencias grecorromanas. El papa de turno Julio I dado que en esa fecha se celebraban días de fiestas paganas al dios saturno, pidió que fuera celebrado el nacimiento del Mesías, en esa misma fecha. Es decir, el Papa Julio l, tomo una fiesta pagana y diabólica y la "cristianizo" cuando jamás Dios lo había ordenado. Es evidente el abandono a las escrituras que ya existía en el cristianismo. Influenciados por Roma, su papado y las filosofías Griegas, los creyentes tibios que estaban bajo el dominio romano habían abandonado las escrituras, y toda la herencia hebrea de la fe en Jesús el Mesías, por un sistema religioso contaminado, lleno de sincretismos. Es por eso que la Biblia dice:

“Copa de oro fue Babilonia en la mano de Jehová, que embriagó a toda la tierra; de su vino bebieron los pueblos; se aturdieron, por tanto, las naciones” (Jeremías 51:7)

“Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación” (Apocalipsis 17:1)

“Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”

“Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. Y la mujer que has visto es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra” (Apocalipsis 17:4)

Tal como nos dicen estos pasajes, La "iglesia" Católica Romana, la cual es sin ninguna duda, la gran ramera del Apocalipsis, ya que cumple con todas las características descritas en el capitulo 17, ha embriagado o mas bien llenado la tierra de sus abominables creencias e idolatría. Y una de esas abominables mentiras, es la fiesta pagana de la navidad. El origen de la navidad jamás fue Mesiánico, el Mesías Jesús, nunca ordeno que se celebrase su nacimiento, menos él insto, a que se hicieran árboles de navidad, a usar los famosos adornos que se utilizan , nada tiene que ver un viejo vestido de rojo y barba blanca, con la fe pura y original del Señor Jesús ni de sus enviados.




En esta imagen podemos ver a las distintas "diosas" de las religiones antiguas y paganas. Sucede que esta imagen hoy se vuelve a repetir en el culto que se le da a "Maria y al niño Jesús". La navidad es de origen pagano y como podemos ver aquí, todo emana de las abominables costumbres de Roma, donde la adoración a estas diosas, era pan de cada día. Luego los Papas paganos, introducen esta herejía y la transforman para que el creyente de origen gentil, que ya había abandonado la herencia no contaminada de Israel y el pueblo hebreo, lo acepte como una fiesta que proviene de Dios.Desde entonces es que en cada parte del mundo se adora a esta imagen pagana y de paso se celebra la navidad, se adora al "niño Jesús", y se adora a la madre del niño, que en definitiva representan a los mismos demonios que se adoraban en babilonia pero con distintos nombres.

La "iglesia Católica" es resultado del imperio Romano de aquella época. Este mismo imperio, metió en la mente de los creyente gentiles las costumbres paganas de aquellos tiempos, como lo era la adoración a la diosa Isis y a su hijo, la cual paso a ser Maria y el niño Jesús. (Todo esto, desde tiempos babilónicos) Desde Nimrod y su esposa Semiramis y su hijo Tamuz, al cual las culturas adoraron. Y de paso, el sistema religioso romano enseño aborrecer todo lo hebreo o judío, con tal de no tener nada que ver con el pueblo que Dios había escogido, y al cual le dio las ordenanzas, fiestas, mandamientos, confió la palabra, y que prohibió estrictamente no paganizarse con las costumbres de otros pueblos.

Toda esta creencia falsa y abominable ante los ojos de Dios, paso de época en época, cultura tras cultura, solo que con distintos nombres, hasta llegar a mezclarse con la fe que venia de Israel, la del Mesías Jesús y la "iglesia católica" a través de sus Papas de turno, paganizados hasta la médula, tomó y aceptó la mentira y el paganismo, segando a millones de creyentes ignorantes que quizás sinceramente, quien sabe, querían buscar al Dios vivo. Los distintos cambios y costumbres que nacieron en el paganismo y que la "iglesia católica" "cristianizo" lo hizo con el fin de convertir mas adeptos para que el imperio romano no perdiera poder, de esa manera mantener a todo un pueblo sometido al engaño diabólico.

Los primeros creyentes, discípulos y los emisarios de Jesús, nunca practicaron la navidad, sino que todo lo contrario, los creyentes puros que pertenecían al Israel de Dios, tanto judíos como gentiles solo practicaron la conmemoración de la muerte del Mesías Jesucristo, tal como él lo ordeno que se hiciese y como lo enseña la Biblia. Veamos lo que nos dice la Biblia:

“Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Elohim. Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga. Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí” (Lucas 22:15)

“Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga” (1Corintios 11:23)

Como podemos ver, el Mesías Jesús enseñó a que los cristianos conmemorásemos su muerte. Jesús nunca exigió celebrar su nacimiento. ¿Entonces que debemos de hacer los creyentes que amamos a Dios y a Su Palabra? Pues simplemente no practicar esta fiesta pagana y conmemorar la muerte y resurrección de nuestro Mesías Jesucristo.

Por otra parte, en la fiesta llamada navidad, tenemos a un pintoresco y hasta ridículo personaje, me refiero a Santa Claus, Papá Noel, San Nicolás o Viejito Pascuero, esos son los nombres con los que se conoce en el mundo hispano al personaje mítico que según la cultura occidental ofrece regalos a los niños por Navidad. En la antigüedad, en Roma, se realizaban fiestas a mediados de diciembre, en honor a un falso dios, llamado Saturno (Crono para los griegos), al final de las cuales los niños recibían obsequios de todos los mayores. Esta práctica pagana, tomó su cuerpo cuando la "iglesia católica", comenzó a venerar, o mas bien a adorar, a un sacerdote llamado Nicolás de Bari. Este sacerdote se caracterizaba por ayudar y dar regalos a los niños. Cuando el mito de Papá Noel aun no se había corporizado, los niños italianos recibían regalos de un "hada" llamada Befana. Mientras que en los pueblos vascos los regalos los traía el gigante Olentzero y también duendes de barba blanca, botas altas y gorro de armiño. Con el tiempo y con los “supuestos prodigios” conocidos de Nicolás de Bari, éste, fue remplazando a estos personajes paganos. De todos modos, quedo uno solo, el cual también es pagano.

En el caso del Árbol de navidad, o como también se llama el árbol de pascua, este también tiene origen pagano. Explicare esto a continuación:
Recordemos, que según el Génesis, Nimrod es un cazador delante de Dios, es decir, un hombre conquistador, el primer tirano de la historia de la humanidad y el creador de las grandes ciudades de Babilonia y Ninive. La historia pagana Babilonia, cuenta que Nimrod tenia un gran imperio junto a su mujer Semiramiz. Cuando Nimrod muere, esta mujer ordena a todo su imperio a adorar al hijo que venia en camino, el cual, según la creencia pagana, era el mismo Nimrod encarnado. El hijo que le nace a Semiramiz, es Tamuz, al cual, las culturas adoraron desde tiempos babilónicos, lo llamaban el hijo del "dios" Nimrod. Es en babilonia, donde por primera vez, se levanta como adoración al "dios" falso Tamuz, un árbol de nacimiento, el cual supuestamente al prenderle luces realizaba milagros. Esta creencia pagana, fue cambiando de cultura en cultura, cambiaban los nombres de los dioses, pero el sistema idolátrico era el mismo. Así llegamos, al árbol de Navidad. Curiosamente, el árbol de Navidad entre comillas “heredado de la fe Jesús”, también pretende adorar o celebrar el nacimiento de un "dios", ¿pero que dios? Lógicamente, no es el Mesías Jesús, sino el nacimiento de un falso Mesías, el Jesús Romano, influenciado por las filosofías grecorromanas.



La Biblia condena esta idolatría:

"Oíd la palabra que ha hablado Jehová acerca de vosotros, oh casa de Israel. Así ha dicho Jehová: "No aprendáis el camino de las naciones, ni tengáis temor de las señales del cielo, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad: Cortan un árbol del bosque, y las manos del escultor lo labran con la azuela. Lo adornan con plata y oro; lo afirman con clavos y martillo para que no se tambalee. Son como un espantapájaros en un huerto de pepinos. No hablan; son llevados, porque no pueden dar un paso. No tengáis temor de ellos, porque no pueden hacer daño ni tampoco tienen poder para hacer bien." (Jeremías 10:1)

Las naciones paganas estaban acostumbradas a la adoración de los árboles tal como lo dice este texto, donde Dios le ordena a su pueblo a no mezclarse con estas prácticas, que nada tienen que ver con Su Palabra. En nuestro caso, como creyentes y miembros del Pueblo de Dios, debemos abandonar toda costumbre y práctica, que no provenga desde las escrituras, y así alejarnos de toda idolatría abominable ante el Creador.

Todo el mundo se desespera por comprar un regalo, se adeuda, se afana, otros dedican estos días para vivir en placer y en lujuria, sin embargo, nosotros como hijos de Dios, que andamos en luz no andamos conforme a los placeres del mundo, ni conforme a los deseos de la carne. Si usted quiere compartir en familia, pues hágalo, para eso tenemos 365 días del año, y no necesariamente tiene que ser el 25 de Diciembre. Le aconsejo participe con su familia y adore a Dios, todos los días del año y no participe de ninguna de estas fiestas que están llenas de sincretismo religioso pagano que es abominable ante los ojos del Santo de Israel.

Que Dios nos guarde de todo engaño!

1 comentario:

Fernando González dijo...

¿Asi o mas claro?

Que bueno hermano que usted tenga firme su fe en estos dias de engaño. Estoy 100% de acuerdo con su estudio. Es una lastima que muchos hermanos crean que esto es una verdadera festividad cristiana.

Saludos y Dios te bendiga.